SENCILLAMENTE
(Villancico)

Al mensaje del ángel

en el aire sereno:

"Dios te salve, María",

la Virgen dijo: ¡bueno!

 

Y al piropo del ángel

en el aire sereno:

"llena eres de gracia",

la Virgen dijo: ¡bueno!

 

Y al anuncio del ángel

en el aire sereno:

"el Señor es contigo",

la Virgen dijo: ¡bueno"

 

Qué sencilla embajada

en el aire sereno;

y cuánto bien nos vino

de aquel sencillo: ¡bueno!